El marathon de Berlín 2010: 2 horas 57 minutos 49 segundos

No, no me he equivocado. Este año he hecho casi el mismo tiempo que en 2008. En 2008, hace dos años, hice 5 segundos menos. ¿Hecho a propósito? No, pero de alguna manera las circunstancias fueron un poco parecidas. En esta ocasión, como en aquella fui conservador. En esta ocasión porque iba justo de preparación. No me la quería jugar: hice los primeros 30 kms por debajo de mi umbral aeróbico. Sabía que si iba con esas pulsaciones podría casi con toda seguridad bajar de tres horas. Tras unos primeros kms algo lentos (primer km a 4’40” y el promedio de los cinco primeros a 4’26”) me fui acercando a los pacers de 3 horas. A partir del km 28 aproximadamente me decidí a pasarles. El peor km lo hice en el 26 aproximadamente con 4’43” (tuve una urgencia fisiológica). Llegué muy bien a meta.

Mis umbrales están en 155 i 175 pulsaciones. En la gráfica que os muestro un poco más abajo podéis ver que fui muy constante hasta el 30. A partir del 30 subo un poco hasta aproximadamente 160 pulsaciones. El día acompañaba. Llovía pero no mucho, la temperatura era fresquita pero en ningún momento para pasar frío. El ambiente en las calles, a pesar de la climatología, era fantástico, los berlineses hicieron honor a su fama. Había bandas de música por todas partes y de calidad. En fin, una verdadera fiesta.

La organización perfecta. Como siempre.

gráfica pulso 2010

2 comments for “El marathon de Berlín 2010: 2 horas 57 minutos 49 segundos

  1. 12/10/2010 at 2:43 pm

    Ufff!! 42km en 2 horas 57 minutos 49 segundos, que pasada. Enohrabuena. Por cierto, que son los pacers ?

    • Jordi Bardají
      20/11/2010 at 12:45 am

      Los pacers son los corredores que van marcando el paso de otros corredores para ayudar a conseguir el objetivo marcado. Los pone la organización del marathon. En un marathon es importantísimo llevar un ritmo constante. Es importante, sobre todo durante los 30km primeros ir un poco conservador. Si te pasas de ritmo al principio es bastante probable que no puedas conseguir tu objetivo. En cambio al revés la probabilidad de conseguirlo es mayor.

Deja un comentario